MAYOR PROVECHO PLAN DE PENSIONES, PIAS...

26-11-2012

Cómo sacar el máximo provecho del ahorro a largo plazo

Fórmulas como los planes de previsión asegurada, los PIAS o los seguros sirven de complemento a los planes de pensiones y garantizan el máximo beneficio fiscal. El inversor puede combinar las distintas opciones de ahorro según sus necesidades. Así, el PIAS tiene la liquidez de la que carece el plan de pensiones, desde el que se pueden hacer traspasos a un plan de previsión asegurado sin coste fiscal.

Los planes de pensiones acaparan la oferta de productos financieros de la banca en la recta final del año. Su indiscutible incentivo fiscal, que permite la deducción directa en la declaración de la renta por las aportaciones -aunque con límites- les convierte en protagonistas de las alternativas de ahorro de cara a la jubilación. Pero el mundo no se acaba ahí y hay otras tantas opciones de ahorro con la misma finalidad -y beneficios fiscales en paralelo- que permiten elaborar una estrategia con la que perseguir el objetivo de llegar a la jubilación con una pensión privada que sea el complemento esperado para la pensión pública, en franca amenaza de retroceso para los próximos años y décadas.

Los planes de pensiones pertenecen al denominado sistema de previsión social, que incluye otras fórmulas de inversión como las mutualidades de previsión social, los planes de previsión asegurados, los planes de previsión social empresarial, seguros de dependencia y planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Y hay que conocer todas las posibilidades que ofrece semejante abanico para ajustar la inversión dirigida a la jubilación al perfil de riesgo del ahorrador, a su edad y a los beneficios fiscales que puede obtener del producto en cada momento y que bien pueden ayudarle a cuadrar su declaración de la renta cada año. Estas son algunas de las cuestiones que debe plantearse un inversor para sacar el máximo provecho a largo plazo de su ahorro.

P:¿Cuáles son los beneficios fiscales que ofrecen las distintas fórmulas de ahorro para la jubilación?

R:Los planes de pensiones privados permiten la deducción en la base imponible de la declaración de la renta del partícipe, aunque con límites máximos. Para menores de 50 años, está en la menor cantidad entre un máximo de 10.000 euros o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo. Y a partir de los 50 años incluidos, estos límites se amplían a 12.500 euros o el 50%. Además, ambos límites se aplican a la suma de las aportaciones a planes individuales y de empleo. Es decir, que si se tiene un plan de pensiones de la empresa y uno individual, habrá que tener en cuenta la aportación conjunta de ambos de cara a la declaración de la renta.

Los planes de previsión asegurada, conocidos como PPA, disfrutan del mismo beneficio fiscal que los planes de pensiones. Su diferencia radica en su rentabilidad ya que, a diferencia de los anteriores, ofrecen un rendimiento garantizado fijo, de igual modo que los fondos de inversión garantizados. Frente a las fórmulas anteriores, el beneficio fiscal de los PIAS no aparece en el momento de la aportación sino del cobro. Si el inversor retira su ahorro al cabo de al menos diez años y lo hace en forma de renta vitalicia, la plusvalía queda libre de impuestos. Eso sí, no podrá aportar más de 8.000 euros al año y el importe total acumulado de las primas no podrá superar los 240.000 euros. En los seguros, tienen ventajas fiscales los denominados seguros de ahorro, que dan la prestación en caso de jubilación o invalidez, con bonificaciones a medida que se eleva la edad del beneficiario. Así, los mayores de 70 años que lo cobren como renta vitalicia declaran por el 8%.

P:¿Cómo pueden combinarse las distintas opciones de ahorro para la jubilación en función de la edad?

R: "El PIAS ofrece al inversor la ventaja de la liquidez, de poder retirar la inversión en el momento en que lo desee", explica Santiago García, responsable de Productos de Inversión de Citi, lo que, en principio, podría hacerlo más atractivo para ahorradores más jóvenes. De hecho, el plan de pensiones solo puede rescatarse en el momento de la jubilación, y también en el supuesto de invalidez y de desempleo, no necesariamente de larga duración. Pero, como apunta Luis Sáez de Jáuregui, director de Vida, Pensiones y Servicios Financieros de AXA España, estos es solo en teoría. Un inversor joven bien puede preferir un plan de pensiones por el beneficio fiscal de la aportación. Y, en el lado opuesto, una persona cercana a la edad de jubilación podría preferir un plan de previsión asegurado, con una rentabilidad garantizada que evite sustos en la recta final. "Pero si acepta riesgos y puede permitirse no recibir la prestación justo a los 65 años sino un poco más tarde, bien puede optar por una inversión con algo más de riesgo y expectativa de rentabilidad", añade.

P:¿Cómo pueden complementar las distintas opciones de ahorro a los planes de pensiones?

R:Tal y como explica Juan Manuel Jiménez, director de marketing de Aviva, "para una correcta recomendación se deberá tener en cuenta los límites de aportaciones de cada producto, las ventajas fiscales, aversión al riesgo y necesidad de liquidez". Y una vez definidos estos parámetros, elaborar una receta lo más integrada posible. Por ejemplo, si un inversor ya ha agotado los límites máximos que dan derecho al beneficio fiscal en el plan de pensiones, podrá suscribir un PIAS, con la ventaja de su liquidez. Por otro lado, si el ahorrador desea blindar su inversión en los últimos años previos al momento de su jubilación, podrá trasladar su inversión en un plan de pensiones hacia un plan de previsión asegurada. El traspaso no tiene impacto fiscal alguno, al igual que sucede en los traspasos entre fondos de inversión.

P:¿Cuál de todas las opciones de ahorro previsión es la más rentable?

R:No hay recetas universales. La obtención de elevadas rentabilidades suele ir ligada a mayores dosis de riesgo, una característica que no suele primar entre las inversiones enfocadas a la jubilación. Así, la recomendación de los expertos es establecer, en el momento de la contratación del producto, un nivel determinado de ingresos que se desee conservar pasados los 65 años. Después de todo, el objetivo no es otro que intentar conservar en la medida de lo posible el nivel de vida en el momento de la jubilación.

Aseguradoras y bancos disponen de simuladores con los que jugar con las variables básicas: cuánto dinero se puede ahorrar al año, durante cuánto tiempo y según qué objetivo de rentabilidad. Así, Axa calcula que un hombre de 40 años que empiece a ahorrar ahora con una expectativa de rentabilidad del 4% anual y que aspire a recibir cuando se jubile una renta mensual constante de 500 euros, deberá comenzar por una aportación mensual de 161 euros, e ir elevándola un 2% cada año. Al final, dispondrá de un fondo constituido para cuando se jubile de 91.072 euros.

P: ¿En qué momento es recomendable empezar a ahorrar para la jubilación?

R: Es obvio que cuanto antes, mejor. Y la diferencia es evidente entre hacerlo antes o después. Citi calcula que para obtener un capital de 250.000 euros a los 65 años, y partiendo de que se obtiene un 4% de rentabilidad anual, a un inversor que comience a ahorrar a los 35 años le bastará para llegar a ese objetivo con una aportación anual de 4.251 euros. Uno de 45 años deberá elevar el desembolso anual a los 8.073 euros y uno con 55 años, tendrá que realizar aportaciones por 20.022 euros (ver gráfico). Además, según recuerdan en la entidad, y teniendo en cuenta los límites que también existen a las aportaciones a planes de pensiones, el cliente de 55 años no podrá alcanzar el objetivo únicamente con planes de pensiones. Tendrá que complementar su ahorro con otros productos financieros.

P:¿Qué rentabilidades ofrecen productos como los PIAS o los PPA?

R:Los planes individuales de ahorro sistemático comenzaron a comercializarse en 2007, con lo que su trayectoria es muy corta. Aún insuficiente para juzgar en qué medida ofrecen una rentabilidad sostenida, a la altura del objetivo que se persigue. No en vano, el hecho de que la inversión destinada a la jubilación sea a largo plazo no debe ser excusa para resignarse a aceptar rentabilidades escasas. Como recuerdan en Aviva, "el objetivo básico de rentabilidad que debe marcarse un ahorrador es batir la inflación".

Citi cuenta con un PIAS que ofrece una rentabilidad del 2,53% TAE. AXA oferta otro producto de este tipo con un tipo de interés garantizado cada semestre por anticipado, actualmente en el 3%, idéntico nivel al de 2010 y 2011. Aun así, también hay PIAS que asumen mayores riesgos e invierten en carteras de fondos de inversión.

En la familia de los planes de previsión asegurado o PPA también hay opciones con interés garantizado. Citi oferta un producto de este tipo que va consolidando la rentabilidad obtenida y que en 2012 ha ofrecido el 2,5% y otro PPA de perfil mucho más arriesgado que, en todo caso, garantiza un mínimo del 0,5% TAE. En planes de pensiones individuales, la rentabilidad media en el último año ha sido del 4,32%.

CREACION GRUPO DE TRABAJO PARA FRENAR EL FRAUDE

22-11-2012

Empleo creará un grupo de trabajo para frenar el fraude entre los autónomos

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado hoy que su departamento creará un grupo de trabajo para avanzar en nuevas fórmulas para luchar contra el fraude en el ámbito del trabajo autónomo.

Durante su intervención ante la junta directiva de la Federación Española de Autónomos (CEAT), Báñez ha afirmado que va a haber "tolerancia cero" con las prácticas que suponen una competencia desleal respecto a los autónomos que cumplen con la Seguridad Social.

El grupo de trabajo dependerá de la Dirección General del Trabajo Autónomo y contará con representantes de las principales organizaciones intersectoriales de autónomos.

El objetivo es que antes de que acabe el primer trimestre de 2013 emita un documento de conclusiones y buenas prácticas.

Además, Báñez ha dicho que su departamento pondrá en marcha medidas de apoyo al trabajo autónomo para impulsar la "cultura emprendedora", apoyar a quienes ya han iniciado una actividad por cuenta propia para que consoliden su proyecto y avanzar en la mejora de la protección social del colectivo "para salvar la brecha" entre asalariados y autónomos.

Dentro de esas medidas se incluirá la reducción en la cotización de los trabajadores en situación de pluriactividad, que estén dados de alta simultáneamente en el régimen general y en el de autónomos.

Asimismo, se regulará la cotización a tiempo parcial para los trabajadores por cuenta propia.

Báñez ha destacado que al cierre del tercer trimestre los autónomos empleaban de forma directa a 791.612 personas, lo que supone un 2,10 % más en términos interanuales.

LOS BURGALESES SEREMOS DEPENDIENTES

20-11-2012

Tres de cada cinco burgaleses serán personas dependientes en 2022

Si se cumplen los pronósticos de las tendencias demográficas actuales, dentro de diez años 3 de cada 5 burgaleses serán menores de 15 años o mayores de 65, es decir, personas dependientes. Así lo corroboran los datos del Instituto Nacional de Estadística que indican una pérdida progresiva de habitantes, mientras aumenta el número de mayores.
En el año 2022 la provincia habrá perdido cerca de 31.000 habitantes, pasando a contar con una población de 328.931 personas (en la actualidad somos 359.846). Descenderá el número de individuos menores de 15 años y el de personas con edades entre los 16 y los 64, aumentando en cambio en más de 8.000 habitantes el número de mayores de 65 años (de los 77.707 que marca la estadística de 2012 pasaríamos a contar con 85.851 en 2022).
Esos datos suponen que dentro de una década el 65,6% de la población serán personas dependientes, un 11,1% más que los que están contabilizados en estos momentos. Los menores de 15 años supondrán el 22,4% de la población (un 1,3% más que en la actualidad, y eso que habrá 4.656 menores menos de los que suman ahora), y los mayores de 65 serán el 43,2%.
En cuanto a las personas de entre 16 y 64 años, el descenso supone pasar de 232.982 personas que se encuentran en este tramo de edad en estos momentos a los 198.580 que habría dentro de diez años. Estamos hablando de un descenso de buena parte de la población activa en más de 34.000 personas.
Cifras nacionales

En el conjunto del país la tendencia es similar, aunque los porcentajes varían. Según el INE, dentro de diez años España contará con 45 millones de habitantes, un 2,5% menos que en 2012. Y en 2052 la población de España se cifraría en 41,5 millones, un 10,2% menos que en la actualidad.
Teniendo en cuenta esta tendencia demográfica que, dentro de 40 años el 37% de la población española será mayor de 65 años, y desde 2018 habría más defunciones que nacimientos.

Los datos

30.915 habitantes menos. En diez años la población burgalesa habrá descendido de los 359.846 habitantes actuales a 328.931 previstos en 2012.

8.144 aumentan los mayores de 65. Pasaríamos de los 77.707 actuales a 85.851 dentro de una década.

34.402 población independiente. En esa cifra desciende en la próxima década el número de personas de entre 15 y 64 años. De los 232.982 personas contabilizadas en 2012, desciende a 198.580 en 2022.

43,2% mayores de 65. Es el porcentaje de la población jubilada que habrá dentro de diez años. En la actualidad son el 33,4%.

22,4% menores de 15 años. Aumenta un 1,3% respecto a la cifra actual, que supone el 21,1% de la población.

65,6% personas dependientes. La cifra es el resultado de sumar a los menores de 15 y a los mayores de 65. En 2012, las personas dependientes suponen el 54,4% de la población.

PROHIBIDOS PAGOS SUPERIORES A 2.500 EUROS EN EFECTIVO

19-11-2012

El pago en efectivo superior a 2.500 euros está prohibido desde hoy

La Agencia Tributaria ha puesto un enlace en su página web para que los contribuyentes puedan denunciar los casos que conozcan. El incumplimiento de esta limitación se eleva a 15.000 euros cuando el pagador sea un particular no residente.

La limitación del pago en efectivo a 2.500 euros entre empresas y profesionales entra en vigor este lunes, 19 de noviembre, según la nueva ley antifraude aprobada por el Gobierno, cuyas demás medidas entraron en vigor el pasado 31 de octubre.

La puesta en marcha de la limitación del pago en efectivo, el aspecto más novedoso de la norma, se retrasó hasta este lunes para dar tiempo, principalmente, al pequeño comercio a adaptarse a esta nueva prohibición establecida por Hacienda para limitar la circulación de dinero negro y atajar la economía sumergida.

El incumplimiento de esta limitación, que se eleva a 15.000 euros cuando el pagador sea un particular no residente para no perjudicar el gasto de dinero que realizan los turistas que visitan España, conlleva una infracción administrativa tanto para el pagador como para el receptor, con una sanción del 25% del valor del pago total realizado. Es decir, si el importe pagado en efectivo asciende a 10.000 euros, la sanción sería de 2.500 euros a pagar entre los dos incumplidores, aunque Hacienda puede dirigirse sólo contra uno de ellos.

Asimismo, la Agencia Tributaria ha aclarado que si una operación pagada en efectivo supera los 2.500 euros pero se paga en varias veces fraccionando el pago por importes inferiores al límite legal, también se está incumpliendo la limitación que ahora entra en vigor. Es decir, si una operación de 4.000 euros se paga en efectivo en dos plazos de 2.000 euros cada uno, la sanción sería del 25% sobre los 4.000 euros y, por tanto, de 1.000 euros en total.

Con el fin de facilitar la efectividad de esta medida, la norma contempla que el contribuyente que voluntariamente comunique el pago en efectivo a Hacienda antes del transcurso de tres meses será exonerado de la sanción. Para ello, la Agencia Tributaria ha puesto desde mañana un enlace en su página web a disposición de los contribuyentes que deseen realizar cualquier tipo de 'chivatazo'.

NIF, apellidos y domicilio
En concreto, el denunciante podrá identificarse o bien por la casilla de la renta correspondiente si ha presentado declaración del IRPF o bien aportando un número de cuenta bancaria en la que sea titular a 1 de enero del ejercicio fiscal al que se refiera la denuncia. En ambos casos deberá adjuntar también su NIF. En cuanto a los datos del denunciado, deberá comunicar su NIF, sus apellidos o razón social, la dirección de su domicilio, el municipio en el que reside y el motivo de la denuncia.

La limitación del uso de efectivo está recogida en la ley de medidas de lucha contra el fraude fiscal que entró en vigor el pasado 31 de octubre y que, además de esta medida, establece la nueva obligación de informar sobre bienes y derechos situados en el extranjero, más medidas para garantizar el cobro de deudas tributarias, la ampliación de la responsabilidad de los sucesores de sociedades, la inversión del sujeto pasivo en operaciones inmobiliarias y la exclusión del régimen de módulos de los empresarios que facturen menos del 50% de sus operaciones a particulares y su volumen de rendimientos sea superior a 50.000 euros.

Para el Ministerio de Hacienda, se trata de la ley antifraude "más ambiciosa" de la historia de la democracia española, ya que dota a la Agencia Tributaria de los instrumentos legales "más novedosos y eficaces".

MEJOR OPCION DE TRASPASO DE TU PLAN DE PENSIONES

12-11-2012

Las mejores opciones para traspasar
un plan de pensiones

Pagar una comisión de un punto porcentual menos puede suponer ganar más de un 50% de tu plan de pensiones a largo plazo.

[foto de la noticia]

Noviembre y Diciembre han sido siempre los meses más importantes en el mercado de los planes de pensiones. La razón es sencilla, cercano a finalizar el año se buscaba que los clientes aumentaran sus aportaciones buscando maximizar los beneficios fiscales para la próxima declaración de la renta.

Siendo este año el último en el que comprar una vivienda habitual tiene desgravación, parecería, al menos en teoría, que los planes de pensiones son los grandes beneficiados de la nueva fiscalidad sobre la renta, pero la coyuntura económica actual no lo pone tan sencillo.

Crisis, desempleo y una pérdida general de renta hacen que, por un lado, se derrumben los nuevos clientes que contratan un plan de pensiones, pero también todas las aportaciones, ordinarias o extraordinarias que formalizan los que ya tienen un plan.

El principal reflejo de todo esto se ve en las propias oficinas bancarias. Si hace años buena parte de las campañas de captación se basaban en las aportaciones extraordinarias de fin de año, ahora casi exclusivamente se basan en conseguir dinero que tengan en otras entidades, es decir en fomentar el traspaso de planes de pensiones.

Pero también la situación actual ha cambiado otras prácticas, y si antes se premiaba fundamentalmente con regalos en especie (vajillas, televisiones, ordenadores…), ahora estas ofertas están en peligro de extinción, de hecho Bankia es la única entidad importante que sigue premiando con “regalos” que van desde un edredón nórdico a un iPad, dependiendo de la cantidad que hayan incrementado sus derechos consolidados a través de aportaciones y movilizaciones.

Traspasos a veces no tan rentables
Pero la mayoría de los bancos apuestan por el traspaso, y la forma mejor que incentivar es entregando dinero en efectivo. La Caixa es una de las más agresivas, abonando el 5% en efectivo para los traspasos realizados antes del 31 de diciembre, pero este porcentaje que se paga en marzo del próximo año sólo se aplica para nuevos clientes.

Sin esta limitación, otras entidades apuestan por entregar un 4%, como es el caso de Bankinter, Inversis e Ibercaja si la aportación supera los 10.000 euros. Una cifra que parece más que atractiva, pero que alberga un gran problema que es el compromiso de permanencia, es decir, no podemos traspasar el plan de pensiones a otra entidad hasta que este finalice. Y este no es corto.

Por ejemplo, en La Caixa es hasta el 1 de enero de 2017, y en Ibercaja para los que aporten más de 10.000 euros, incluso más largo, el 31 de diciembre de 2017. Por ello el primer gran consejo es revisar muy bien las fechas de permanencia y especialmente, al vernos atados durante muchos años en qué planes invertimos.

Una mayor flexibilidad respecto a las fechas tras un traspaso nos la ofrece Unicaja, pudiendo elegir entre 5 años y 3 años, pero por supuesto con un coste. Para el plazo más largo nos retribuyen con el 2,5% y en el más corto sólo un 1,5%, o Inversis que sólo establece una permanencia de un año, pero que va abonando el porcentaje (lo hace en una tarjeta de El Corte Inglés) según vaya transcurriendo el tiempo: un 1% al inicio de la promoción, otro 1% al año y el 2% restante 24 meses después.

Elegir bien tu plan
Pero más allá de las ofertas, que son interesantes, lo fundamental es elegir bien tu plan de pensiones, y el primer punto importante son las comisiones. Éstas actúan como un “gigante escondido”, no las vemos pero allí están y restan todos los años un buen porcentaje de nuestras ganancias.

ING Direct, que siempre ha utilizado este punto como principal reclamo (también ofrece un 1,5% en efectivo por traspaso), establece una diferencia de 101.735 euros entre un plan que cobre un 1% de comisión y otro que lo haga por su importe máximo (en la actualidad un 2,5%, suma de un 2% por gestión y un 0,5% por depósito), en una simulación a 35 años y aportando 5.000 euros anuales.

Aunque este importe de aportaciones es ambicioso para las mayorías de las familias, lo cierto es que un 1% menos en comisiones lleva a ganar una media que supera el 50% de rentabilidad en la mayoría de los planes que se contraten a 30 o más años.

Estos ejemplos son muy gráficos sobre la importancia de saber bien lo que se contrata y analizar y comparar planes de pensiones, no sólo entre los de un mismo banco o aseguradora, sino también entre distintas entidades. También hay que huir de la “tentación” de muchos bancos de intentar vendernos el plan que estén comercializando en el momento, que puede ser que no sea el ideal para nuestro perfil de inversión.

Con esta máxima, hay que tener en cuenta que lo más recomendable es ir disminuyendo el riesgo a medida que se acerque la fecha de rescate del plan. Por ejemplo, si tenemos un horizonte mayor de 20-25 años, se puede apostar por renta variable o renta variable mixta (que invierte una parte significativa en renta fija) para ir pasando a renta fija mixta (en este caso, la inversión en bolsa es inferior ya a la parte que se destina a bonos) y, finalmente, renta fija a largo y corto plazo y garantizados.

Sobre estos últimos, que están muy de moda, hay que tener en cuenta otros puntos. En primer lugar, son planes generalmente más caros en comisiones, suelen tener una fecha fija de rescate que determina la garantía (pudiéndose traspasar sin coste ninguno a otro plan una vez finalizada), funcionando en la práctica como una vinculación más, y su rentabilidad muchas veces es incluso inferior a la de muchos depósitos actuales. Por ello, son más recomendables cuando se acerca nuestra jubilación y sólo queremos consolidar sin riesgos las ganancias obtenidas en periodos anteriores.

En definitiva, si queremos traspasar nuestro plan de pensiones, no sólo debemos fijarnos en los atractivos porcentajes que ofrecen muchas entidades, si no también en la vinculación que lleva este abono en efectivo, y muy especialmente dónde va nuestro dinero, buscando productos bajos en comisiones y que inviertan en lo que realmente queremos.

Pagar menos impuestos
Es de las pocas opciones que existen actualmente para pagar menos impuestos, y aunque queda mucho para la declaración de 2012, es bueno ya pensar en ellos, ya sea para pagar menos o para que la devolución sea mayor en un año en la que la fiscalidad ha subido de forma importante.

Si al final nos decidimos por empezar a invertir en este producto de previsión, elegir el plan de pensiones individual más adecuado no es una tarea fácil, tanto por la gran cantidad de productos existentes como por las enormes diferencias entre los activos en los que invierten.

Los planes de pensiones, a diferencia de otros productos destinados a asegurarnos una renta o capital a la hora de la jubilación, son productos que se instrumentan como un fondo de inversión, invirtiendo en diferentes tipos de productos que pueden (con la excepción de los garantizados) generar incluso pérdidas.

A esto hay que añadir que son productos de cada vez mayor largo plazo, ya que la edad media de contratación es cada vez menor, y si tenemos en cuenta las limitaciones para rescate anticipado, aunque parece que entre las futuras medidas del Gobierno estará flexibilizar las condiciones actuales (además del fallecimiento del partícipe, invalidez y estar en desempleo y no cobrar subsidio) y, por tanto, en términos de rentabilidad debemos fijarnos más en productos de medio y largo plazo.

A través de nuestro comparador, podemos acceder tanto a las rentabilidades en diferentes plazos de forma global o como por las diferentes categorías. No hay que olvidar, como aparece en muchos folletos de emisión de productos, que las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, pero sí nos sirven de guía.

Lo que sí es completamente objetivo son las comisiones. Pagar, por ejemplo, un 1% menos con un plazo medio de 28 años supone ganar más de un 30% más.

Cambiar de planes
Pero lo que no hay que olvidar es que una de las grandes ventajas de estos productos es poder cambiarlos libremente, pudiendo adaptarlos a las necesidades y plazo de inversión del plan de pensiones.

Así, para los que empiecen las aportaciones con un horizonte de más de 20 o 25 años hasta la edad de jubilación, la mejor opción son productos de mayor riesgo como renta variable o renta variable mixta, ya que en el largo plazo generan una rentabilidad mayor pudiendo salvar ciclos malos como los dos últimos años.

A medida que se acerque la edad de jubilación, se debe ir pasando a productos más seguros, dejando para los últimos años fondos de renta fija a corto plazo que generan rentabilidad muy limitada pero con poco riesgo de perder lo invertido.

Respecto a los productos garantizados, especialmente renta variable, es una buena opción para no perder la inversión, pero con un precio, unas mayores comisiones. Por ello, antes de elegir cualquier producto, estudie bien sus condiciones.

MEJORA LA SINIESTRALIDAD EN VIDA

09-11-2012

La mejora de la siniestralidad en Vida favoreció al ratio combinado del sector

El ratio combinado del Seguro en 2011 alcanzó el 87,41% de las primas devengadas, mejorando cerca de seis puntos porcentuales respecto al obtenido el año anterior, que se situó en el 93,08%, según datos del estudio ‘Cifras clave del sector asegurador español 2011’, elaborado por INESE, División de Seguros de RBI.

El principal motivo de este comportamiento fue la disminución -de más de trece puntos porcentuales- de la tasa de siniestralidad de Vida en 2011, que se situó en el 81,73% de las primas devengadas. Esto contribuyó a la mejora del resultado técnico financiero del negocio total (Vida y No Vida), situándose en el 9,39% de las primas devengadas frente al 8,33% del ejercicio anterior.

La información que se facilita en este trabajo procede de la documentación estadístico-contable definitiva de las aseguradoras al cierre del ejercicio. En esta edición han participado 158 aseguradoras, que suman una cuota de mercado superior al 95%, medida en términos de primas devengadas.

El informe incluye una aplicación que permite consultar los datos en pantalla, imprimir los informes o exportarlos a Excel para su posterior tratamiento.

Empeora el ratio combinado en Autos

Asimismo, en Autos, según el estudio ‘Cuentas técnicas comparadas del seguro de Automóviles, ejercicio 2011’, también elaborado por INESE, el ratio combinado se deterioró en 2011, situándose en el 93,96% de las primas devengadas, frente al 88,83% que registró en 2010. El repunte de la siniestralidad, originado en Autos RC, hizo que aumentara el ratio de siniestralidad total del ramo de Automóviles, cuya tasa pasó del 70,36% en 2010 al 75,04% en 2011, afectando levemente al resultado de la cuenta técnica, que, aunque disminuyó, se situó en una tasa similar a la del ejercicio anterior (7,86% de las primas en 2011 frente al 7,95% en 2010).

NUEVO DIRECTOR GENERAL DE FONDOS Y PLANES D EPENSIONES

07-11-2012

José Antonio de Paz, nuevo subdirector general de Planes y Fondos de Pensiones

Tal y como ha adelantado en primicia el 'BDS', hoy se hará efectiva una reorganización en los ámbitos de Planes y Fondos de Pensiones e Inspección de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Así, el hasta ahora subdirector de Planes y Fondos de Pensiones, Francisco de Blas, en el cargo desde abril de 2005, deja este puesto y traslada sus responsabilidades a la Subdirección General de Inspección, donde formalmente pasará a ser adjunto al coordinador de Inspección y donde se quiere aprovechar su experiencia y conocimiento para el impulso de los procedimiento de supervisión e inspección de entidades aseguradoras y de planes de pensiones. 

Con este cambio, el órgano de control quiere respaldar la labor que realizan los nuevos inspectores incorporados en los últimos 5 años (unos 30), aportando a los mismos el bagaje profesional de Francisco de Blas, que ya había desempeñado estas funciones hasta abril de 2005.

Desde hoy, el nuevo subdirector general de Planes y Fondos de Pensiones pasa a ser José Antonio de Paz. Inspector de Seguros y de Hacienda, es un profundo conocedor de todas las cuestiones relacionadas con la previsión social complementaria, los planes de pensiones y los seguros. Hasta ahora estaba destinado en la Delegación de Hacienda en Valladolid.

José Antonio de Paz ya conoce la
DGSFP, donde prestó sus servicios hace unos años como inspector en el ámbito de planes de pensiones. Posteriormente, desarrolló su carrera profesional en Tributos y en inspección tributaria. 

¿HERENCIA FUERA DE ESPAÑA? SE ACABÓ EL PROBLEMA

07-11-2012

Adiós a las peleas por las herencias en la Unión Europea

El número de personas que viven fuera de su país de origen en Europa se incrementó en un tercio entre 2005 y 2010, según publicaba recientemente The Economist. Sin embargo, ¿qué pasaba hasta ahora si fallecía un español que residía en Francia y tenía inmuebles allí además de en España o Italia? ¿Quién era la autoridad competente para pronunciarse sobre la partición de los bienes del fallecido? ¿Qué ley se aplicaba?

Hasta ahora, la jurisdicción francesa, la italiana o la española podían reclamar el derecho a intervenir en dicha herencia, aunque sólo fuera parcialmente. Tras varios años y varios miles de euros en abogados, si había suerte, se aclaraba cuál era la ley aplicable por las distintas autoridades competentes.

Pero todo esto ha tocado a su fin. Se acabaron las disputas entre estados miembros de la Unión Europea sobre la legislación aplicable a una herencia cuando, por ejemplo, el fallecido reside en un país distinto al suyo de origen. En la zona comunitaria se formalizan ante notario alrededor de 450.000 herencias entre ciudadanos de distintos países, por un valor superior a los 123.000 millones de euros.

La nueva normativa comunitaria –reglamento nº 650/2012–, que tendrá que aplicarse en todos los países excepto Dinamarca, Reino Unido e Irlanda antes del 17 de agosto de 2015 , cuando entra en vigor, eliminará muchas de las formalidades existentes, supondrá una reducción de los trámites de los herederos para hacer valer sus derechos y permitirá unos procedimientos más rápidos y menos costosos.

Para Jesús Casado, secretario general de European Family Business y Carlos Trinchant, director del área Patrimonial de Arcano Family Office, “este reglamento, que ha visto la luz tras doce años de trabajo, es una revolución en materia de derecho sucesorio que está muy apegado a la tradición: en todos los códigos napoleónicos se regía por la nacionalidad ”.

Novedad
La principal novedad del reglamento es que se abandona el principio de nacionalidad que primaba hasta ahora y se opta por una sola ley aplicable, la del Estado donde el fallecido tenía su residencia habitual en el momento de su muerte, a no ser que hubiera optado previamente y ante notario por la ley de su nacionalidad. En el caso concreto de España, el abandono del principio de nacionalidad implica la derogación de lo establecido en el artículo 9.1 del Código Civil.

Por otra parte, el reglamento también recoge que habrá un único órgano competente, que será el juez o el notario del lugar de residencia habitual del fallecido en el momento del óbito, esta vez sin posibilidad de optar (ver en los cuadros adjuntos los órganos competentes y contactos de algunos de los principales países de la UE).

“Las ventajas para los herederos y legatarios son muy claras, pues la sucesión del patrimonio del fallecido será tratada como un todo, con independiencia de la localización de los bienes. La norma pone orden y abre la posibilidad de iniciar una planificación sucesoria”, aseguran Jesús Casado y Carlos Trinchant.

Laguna normativa
Pero no todo en la nueva normativa europea parece aclarar las dudas existentes hasta ahora. Michael Fries, responsable del departamento de sucesiones internacionales en el bufete Monereo Meyer Marinel-lo Abogados, afirma que “el reglamento origina una gran laguna normativa en cuanto no contiene definición alguna de la residencia habitual, por lo que previsiblemente se producirán controversias en relación a habitantes fronterizos, estancia en el extranjero con plazo limitado o residencias en prisión”. De la misma opinión es el socio de Garrigues, Alberto Guerra, que añade que “ha habido muchas críticas entre numerosos expertos sobre el tema de la no definición de la residencia habitual”.

Para Guerra, no hay duda de que esta era una normativa muy esperada por los especialistas en la materia y muy celebrada, pero “es un texto complicado de aplicar y difícil de interpretar jurídicamente incluso para los expertos”.

Elección de ley
Otro de los posibles inconvenientes que podrían surgir con la aplicación del reglamento tendría que ver con coel punto de conexión de la última residencia habitual, ya que surge el problema de la variabilidad de la ley aplicable a dicha conexión. “El derecho sucesorio puede variar a lo largo de la vida del causante (por un cambio de residencia), sin que sea apreciable por las personas implicadas, cosa que rara vez sucede en un menos probable cambio de nacionalidad”, apunta Fries. En este caso, “habría que revisar y adaptar el testamento al país donde se cambia la residencia habitual”, apostilla el abogado.

Pero lo que los expertos dejan claro sin ninguna duda es que este reglamento “no modifica cuestiones fiscales”. Tales competencias están todavía en manos de los Estados miembros y es una materia especialmente sensible para que por ahora existan todavía normas que lo unifiquen.

En caso de una sucesión con bienes en distintos países, se da la circunstancia de que se podrían soportar dobles y hasta triples tributaciones. Si no existiera tratado de doble imposición en sucesiones, deberán seguir pagando impuestos tanto en el país donde estén los bienes como en el de residencia del fallecido. En España, además, cada autonomía tiene una tributación distinta dependiendo de si tiene o no bonificado el impuesto de sucesiones (ver cuadro).

Casado y Trinchant dejan claro que “el reglamento es un primer avance que dota de seguridad jurídica al cada vez mayor número de desplazados en Europa. Pero es insuficiente. Hasta que la unión fiscal en la UE no se produzca, los herederos de sucesiones internacionales seguirán teniendo dolores de cabeza”.

LAS EMPRESAS APLAZAN 2.000 MILLONES DE CUOTAS A LA SEGURIDAD SOCIAL

06-11-2012

Las empresas aplazan 2.000 millones de cuotas a la Seguridad Social

Desde el pasado 15 de julio el ingreso fuera de plazo de las cotizaciones a la Seguridad Social tiene un recargo del 20% siempre y cuando se haya presentado los documentos de cotización en el plazo reglamentario. Esto supuso un endurecimiento desde los recargos vigentes antes de esa fecha, que estaban fijados de forma progresiva entre un 3%, 5%, 10% y 20% en función, de si se abonaban dentro del primer mes de vencimiento, el segundo o a partir del tercero. La ley no modificó, sin embargo, el recargo en los casos en los que el deudor no presenta los documentos en plazo, que sigue fijado entre un 20% y un 35% de la deuda.

Este aumento de los recargos no está disuadiendo demasiado a las empresas e instituciones públicas y privadas de aplazar o directamente dejar de pagar las cuotas de sus trabajadores. De hecho, fuentes de la Seguridad Social calculan que el sistema tiene cotizaciones aplazadas por valor de unos 2.000 millones de euros. Esto supone cerca de un 11% desde los 1.800 millones aplazados en 2011.

"Los aplazamientos de las empresas y las instituciones siguen creciendo pero no a unos niveles que nos preocupen demasiado", indican estas mismas fuentes.

De hecho, los responsables de la Seguridad Social cuentan con estos aplazamientos como ingresos (derechos reconocidos). Si bien, en realidad, en estos casos la entrada de dinero en la caja no se produce; esto unido a la fuerte pérdida de afiliados (con un ritmo de caída anual del 3,6%) ha provocado que se hayan registrado momentos puntuales de falta de liquidez para pagar las pensiones, que se han solventado con los más de 4.000 millones del fondo de las mutuas y la utilización de 3.063 millones del fondo de reserva, que se uso por primera vez este año.

Precisamente, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, se refirió ayer a las finanzas del sistema de pensiones, al informar de que la Generalitat de Cataluña saldó en octubre la deuda que tenía de alrededor de 200 millones (incluido el recargo), por impago de las cotizaciones de sus trabajadores, cuyo aplazamiento no había negociado. Esta era la única comunidad que tenía sin regularizar su deuda ya que hay otra (Valencia) que sí negoció un aplazamiento y cumple los pagos según van venciendo, según fuentes de la Seguridad Social. Baleares también solicitó aplazar cuotas pero no le fue concedido.

Dicho esto, Burgos precisó que si las comunidades autónomas -responsables del 10% de los ingresos mensuales del sistema de Seguridad Social- "siguen en este escenario (pagando regularmente las cuotas de sus trabajadores) no sería necesario de dotarnos de pagos adicionales".

Se refería así a la supuesta necesidad de volver a recurrir al fondo de reserva en lo que queda de año, para lo que habría incluso que cambiar la ley que regula estos excedentes.

En cualquier caso, Burgos asumió que la Seguridad Social volverá a cerrar el ejercicio con números rojos, pero se negó a cifrar una previsión de déficit real. Sí criticó claramente "las acusaciones" de quienes culpan a la Seguridad Social del posible incumplimiento del objetivo de déficit este año (6,3% del PIB).

En respuesta a las afirmaciones de la pasada semana de la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, quien afirmó que el Estado estaba "haciendo hueco" para un posible déficit de la Seguridad Social, Burgos precisó que "las cuentas públicas son un todo; y rechazamos las acusaciones sobre hipotéticas desviaciones que pudieran comprometer al objetivo de déficit".

Asimismo, el secretario de Estado volvió a sugerir que el Gobierno aún no ha tomado una decisión definitiva sobre la fórmula final de revalorización de las pensiones aunque "cumplirá la ley".

HACIENDA QUIERE QUE LAS INDEMNIZACIONES MILLONARIAS PAGUEN MAS IMPUESTOS

06-11-2012

Los 'despidos dorados' y los blindajes pasan por caja

Anunciar a bombo y platillo que las administraciones públicas y sus organismos autónomos dependientes también podrán aplicar despidos colectivos con indemnizaciones de 20 días por año trabajado en determinadas circunstancias y, al mismo tiempo, tener que leer diariamente en la prensa cuán magros son algunos despidos de los altos ejecutivos de las principales empresas españolas es cada vez más difícil de explicar a la opinión pública y, sobre todo, de digerir por parte de los máximos responsables de Hacienda.

Por ello, desde hace algunas semanas una idea ronda la cabeza del equipo que dirige Cristóbal Montoro: "hay que penalizar fiscalmente las indemnizaciones millonarias que reciben algunos altos ejecutivos de numerosas empresas del sector privado en caso de despido improcedente", admiten fuentes oficiales.

Para ello, los técnicos de Hacienda estudian qué fórmula aplicar, según adelantaron La Vanguardia y El Mundo. Las mismas fuentes explicaron que primero "habrá que definir qué es una indemnización millonaria". Algunas fuentes fijan el listón en 300.000 euros, otras dicen que el ministro quiere ir mucho más allá. El punto de partida será el sistema actual.

¿Cómo tributan en la actualidad las indemnizaciones por despido? En la legislación laboral se contempla que cuando un trabajador es despedido por su empresa de manera improcedente, la indemnización que percibe, ya sea de 45 días por año trabajado (según la norma anterior a la reforma laboral) o de 33 días (en aplicación del nuevo marco legal) está exenta de tributar a Hacienda.

Reducción del 40%

Ahora bien, toda cantidad que reciba dicho trabajador por encima de esas cuantías (45 o 33 días por año) sí debe ser declarada a Hacienda. En este segundo caso, es decir, cuando se ha cobrado un despido más generoso de lo que establece estrictamente la ley, todo lo que exceda de esos máximos debe tributar como rentas extraordinarias en un solo ejercicio.

En aras de que esa tributación no castigara por igual a los despidos meramente generosos frente a los retiros multimillonarios de verdad, el PSOE introdujo en la pasada legislatura una cláusula por la que se establecía que en los primeros 300.000 euros de indemnización, el contribuyente tenía derecho a una reducción del 40% de la cantidad que debía declarar al fisco, el resto tributaría a su tipo marginal sin derecho ya a aplicar más reducciones.

Dada esta situación, Hacienda admite que una posible penalización sería reducir ese porcentaje del 40% a la mitad o incluso menos.

La otra opción es clara: en lugar de aplicar al resto de la indemnización el tipo marginal del contribuyente en función de sus rentas, decretar una retención de hasta el 75%, según se ha apuntado en algunos círculos próximos al Ejecutivo de Mariano Rajoy. "Cómo se va a hacer es algo que todavía se está estudiando, la fórmula del cómo no está clara. Lo que sí queremos es trasladar un mensaje a quienes perciben esta clase de indemnizaciones y es que van a tener que pagar más impuestos por ellas", declaran desde Hacienda.

Frente a quienes aseguran que la medida se quiere que entre en vigor el próximo 1 de enero, tampoco son tajantes. "El objetivo es perfilar el modelo para que pueda aplicarse cuanto antes, pero tampoco está decidido el cuándo", subrayan las mismas fuentes. Desde el Gobierno se pretende desvincular este proyecto a los límites establecidos para los sueldos en las empresas públicas y en las entidades financieras que hayan recibido ayudas públicas.

Sueldos en el sector público

"Son supuestos que nada tienen que ver. Una cosa son los salarios en las empresas públicas, donde el Ejecutivo es obvio que sí puede poner límites. Otra cosa es en las entidades financieras que han necesitado de fondos públicos para sanear sus cuentas, donde los contribuyentes no entenderían que Hacienda no estableciera condiciones. Y la tercera, muy distinta, es actuar sobre el ámbito de las indemnizaciones por despido en el sector privado", explican fuentes oficiales.

Hacienda sostiene que no se trata de impedir que los altos ejecutivos negocien con las compañías los llamados blindajes, que son las indemnizaciones que cobrarán cuando finalice su relación laboral con la compañía. Algunos de estos pagos pueden llegar a equivaler a dos años completos de salario o más.

"Las empresas son libres de pactar con sus ejecutivos las clásulas que estimen oportunas, pero dentro de muy poco esas indemnizaciones deberán tributar de otra manera", insisten.

La iniciativa, impulsada desde Moncloa por el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, pretende además lanzar un claro mensaje a la opinión pública: "los sacrificios en tiempos de crisis no deben recaer en los más débiles".

De hecho, con una medida de este tipo se estaría, en parte, respondiendo a las acusaciones del principal partido en la oposición, el PSOE, que tacha al Gobierno de favorecer a las clases más altas eludiendo la puesta en práctica de un nuevo impuesto para las grandes fortunas, tal y como han hecho otros países europeos.

Además, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya puso la atención en uno de sus últimos informes sobre la necesidad de dotar de mayor transparencia a esta clase de indemnizaciones que reciben, entre otros, numerosos altos ejecutivos de las empresas que integran el Ibex 35 y resto de sociedades cotizadas.

Dicho organismo regulador calcula que solo en las empresas del índice selectivo habría más de 260 directivos cuyos contratos incluyen blindajes millonarios, remuneraciones que suelen contar con la única autorización del consejo de administración de la compañía de turno, siendo aprobadas, por tanto, al margen de la junta de accionistas.

Otras empresas, sin embargo, aseguran haber informado a la junta general de haber permitido la inclusión de este tipo de cláusulas. Solo resta por tanto saber el cómo y cuándo para concluir si será una medida puramente estética o algo más.